POLÍTICA FINANCIERA


POLÍTICA FINANCIERA

NUEVOS HORIZONTES ha establecido la siguiente política financiera como una guía para sus misioneros en el área de las finanzas:

1.- Estamos comprometidos a depender de Dios para suplir cada una de nuestras necesidades. Reconocemos que sin la provisión de Dios no podemos seguir adelante, tanto personal como corporativamente.
2.- Creemos que Dios desea guiarnos para que sepamos cuáles cosas debemos pedir de su mano. Reconocemos la importancia de identificar nuestras necesidades específicamente y comunicar esta información a nuestros colegas de Nuevos Horizontes, a los apoyadores y a otras personas que manifiesten interés en auxiliarnos.
3.- Los que participan con nosotros en el ministerio tienen parte con nosotros en confiar en Dios para suplir las necesidades. De igual manera, comparten de la bendición de ver las respuestas de Dios a la oración.
4.- Debemos demostrar contentamiento en nuestra situación económica, sabiendo que Dios proveerá para nuestras necesidades a su manera y en su tiempo.
5.- Creemos que la información que demos a conocer sobre las finanzas y los recursos que necesitamos siempre debe ser precisa, para que los donadores potenciales entiendan de manera clara el fin para el cual se les ofrece la oportunidad de ofrendar.
6.- Creemos prudente evitar cualquier compromiso que resultaría en obligaciones que podrían perjudicar los propósitos, los valores, o las estrategias de Nuevos Horizontes.
7.- Reconocemos nuestra responsabilidad, dada por Dios, de ser buenos administradores de su dinero y sus recursos. Esto requiere planeación sabia y el buen manejo de lo que Dios nos provea.
8.- Creemos que es mejor vivir sin deudas, sin embargo, comprendemos la necesidad ocasional de incurrirlas, especialmente cuando se necesita el dinero para lograr proyectos grandes. Cualquier deuda debe ser estructurada de tal manera que el pago de la misma no ponga presión innecesaria al presupuesto de la organización o del misionero. Todo esfuerzo debe hacerse por cancelar la deuda cuanto antes posible.
9.- Es nuestro deseo fomentar relaciones y compartir lo que Dios está haciendo a través de la obra de Nuevos Horizontes, y no acercarnos a las personas u organizaciones con el propósito principal de conseguir dinero.
10.- Para demostrar confianza en Dios y respeto hacia los donadores potenciales, nos abstendremos de participar en la solicitación. Por "solicitación" queremos decir lo siguiente: La manipulación de los donadores potenciales por medio de presentaciones tipo "crisis", dando a entender que lo que se logre en la obra de Dios depende de la contribución del donador, o que una cierta cantidad de dinero se requiere para que pueda continuar la obra de la asociación o del misionero. Ofrecer un regalo como incentivo para hacer una donación. Presionar a un posible donador por medio de no dejar que se concluya la charla con él hasta que no haga alguna promesa de apoyar. La exageración en cualquier forma con fines de hacer que el donador potencial sienta mayor disposición a dar. El hacer sugerencias agresivas, sean verbales o por el uso de desprendibles en las cartas, o tarjetas de compromiso, sobre cuánto y con qué frecuencia deben donar.
11.- Tenemos la certeza que Dios nos enseña a depender de él por medio de los momentos de necesidad. Tanto las lecciones espirituales como las provisiones materiales son regalos de nuestro amoroso Padre Celestial.



CONTACTO
Facebook
Email